1 facebook lac 2 twitter lac 3 linkedin lac 4 youtube lac 5 picasa lac 
 6 procasur global 7 procasur asia 8 procasur africa 9 talentos rurales 10 jovenes rurales

 

Actividades

Líderes de asociaciones productivas y cooperativas de ocho países de América Latina y El Caribe se reúnen para hablar de desarrollo sostenible y fortalecimiento de la paz.

DSC 0956 19 10

Con la participación de 120 representantes de 393 cooperativas y asociaciones productivas de 8 países de América Latina y El Caribe, se dio inicio al 2do Foro Regional de Empresas Rurales Inclusivas “Por un Desarrollo Sostenible e Inclusivo para Fortalecer la Paz”, organizado por la Federación de Cooperativas Agroindustriales de Nicaragua, FENIAGRO y la Confederación Agrosolidaria Colombia, con el apoyo financiero el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola, FIDA y apoyo de Procasur que se realiza desde el 18 al 20 de octubre en Tibasosa, Bocayá, Colombia.

El Foro comenzó con los saludos del presidente de FENIAGRO, Juan Dennis Rivera y del gerente general de FENIAGRO, Jairo Guillén y la bienvenida del director de la Confederación Agrosolidaria, Mario Bonilla, quien habló de los desafíos de la economía solidaria y los cooperantes de la agricultura familiar para lograr sostenibilidad. Otro de los temas que salieron a relucir fueron el manejo de la vulnerabilidad frente a las políticas públicas que invisibilizan un sector de la economía que busca desarrollo, cooperación, equidad y no plusvalía y lucro, así como también el cambio climático, que está impactando en los resultados de la agricultura campesina. 

Durante la primera jornada se conocieron las experiencias de la Cooperativa ATAISI de El Salvador, El Ceibo de Bolivia y UNOCACE de Ecuador, buenas prácticas que permiten repensar la gestión organizacional, el buen gobierno y la inclusión para enfrentar los desafíos. Durante la tarde, Carlos José Vanegas de la Corporación PROCASUR, expuso sobre la integración del saber local en los sistemas de gestión de conocimiento para el desarrollo agrario y rural de Colombia.

Se compartieron los avances y resultados de estudios financiados por la Red Regional en materia de impactos socioeconómicos de las empresas en los entornos locales y tributación diferenciada. También, se expuso sobre actividades de cooperación sur-sur para la transferencia entre empresas, las cuales han beneficiado a 2.843 familias con el traspaso de tecnología en eventos binacionales y trinacionales.

 MG 9649 19 10

El segundo día comenzó con la exposición del presidente de Procasur, Juan Moreno, quien habló sobre las oportunidades y espacios para la innovación frente a los desafíos del desarrollo en América Latina y El Caribe, nueva producción e innovación en negocios rurales y la aplicación e innovación tecnológica para la producción. La presidenta nacional de la Red Nacional de Jóvenes Rurales (RNJR), Yeisully Tapias, habló sobre los desafíos para la inclusión económica y el acceso a la tierra de los jóvenes rurales.

En la tercera jornada se realizarán dos visitas de campo: durante la mañana se visitará COMPRORIENTE, Cooperativa Multiactiva de Comerciantes y productores del Oriente Colombiano,  y por la tarde el grupo recorrerá la Asociación Agropecuaria de Productores y Comercializadores de Lácteos, finalizando, de este modo, el 2do Foro Regional de Empresas Rurales Inclusivas.

El principal objetivo de este Foro es promover el diálogo e intercambio de experiencias y buenas prácticas que contribuyen al desarrollo y fortalecimiento integral de las empresas rurales inclusivas, en propiedad de productores y líderes rurales de América Latina y El Caribe. También, reflexionar sobre los desafíos, oportunidades y espacios para la innovación en el desarrollo rural, frente a los efectos de los mercados globales, del cambio climático, las políticas de desarrollo rural y las brechas de inclusión social y económica en los territorios rurales.

El Proyecto Red Regional de Empresas Rurales Inclusivas concentra sus actividades en ocho países de la región latinoamericana: Bolivia, Colombia, Cuba, Ecuador, El Salvador, Perú, Paraguay y Nicaragua y, establece un espacio de trabajo colaborativo, de alcance nacional e internacional, entre empresas rurales buscando compartir y escalar aprendizajes, lecciones, buenas prácticas e innovaciones que han acumulado en su condición de actores estratégicos para la inclusión social y económica de amplios segmentos de familias rurales en situación de pobreza. Su propósito principal es aumentar la capacidad de las empresas rurales para participar competitivamente en los mercados de bienes y servicios agropecuarios y no agropecuarios, impulsando un enfoque de inclusión y equidad.