1 facebook lac 2 twitter lac 3 linkedin lac 4 youtube lac 5 picasa lac 
 6 procasur global 7 procasur asia 8 procasur africa 9 talentos rurales 10 jovenes rurales

 

Actividades

Las Organizaciones Rurales protagonistas del desarrollo sostenible acuerdan el escalamiento de buenas prácticas.

foto 1

Desde el 22 y hasta el 29 de octubre, directivos y representantes de empresas rurales inclusivas de ocho países de Latinoamérica y El Caribe, compartieron diversas experiencias y aprendizajes en territorio colombiano, partiendo desde la localidad de Tibasosa, pasando por Baichara y Pereira para terminar en la localidad de Belén de Umbría, y cuyo tema principal fue el desarrollo sostenible.

Esta Ruta de Aprendizaje en territorio colombiano se centró en algunas experiencias de dos sectores representativos: por una parte, el de las Cooperativas Multiservicios, que brindan una diversidad de servicios y productos financieros para pequeños productores rurales (ahorro, financiamiento, seguros, etc.), además de servicios no financieros que buscan estimular el incremento de la productividad, la seguridad alimentaria, el acceso a los mercados de bienes y servicios, la gestión sostenible de los recursos naturales e incentivar el rescate y valorización del patrimonio cultural, entre otros.

Complementa la oferta de experiencias un segundo grupo de Asociaciones de Pequeños Productores Rurales, emprendimientos asociativos económicamente relevantes especializados en rubros importantes para el sector campesino y de pequeña producción familiar, así como asociaciones que realizan la exportación directa de productos a mercados internacionales alternativos y regulares.

Fue así como la primera parte de la Ruta de Aprendizaje, entre el 22 y 25 de octubre, se dedicó al sector cooperativo, donde se visitaron tres experiencias: la primera CONFIAR, cooperativa de ahorro y crédito de gran influencia en el departamento de Boyacá y COMULSEB y COOMULDESA, ubicadas en el departamento de Santander. En cada uno de estos casos, los ruteros tuvieron la oportunidad no sólo de conocer al detalle las operaciones y servicios de las cooperativas, sino también de compartir con las y los socios que hicieron evidente el impacto de sus acciones de desarrollo, en particular para el sector rural.

A partir del 26 de octubre, el grupo de Ruteros viajó hasta el departamento de Risaralda para dar inicio al segundo bloque de experiencias del sector de Asociaciones de Pequeños Productores Rurales, donde tuvieron la oportunidad de interactuar con iniciativas como la asociación ASOHASS en Pereira, organización dedicada a la producción y comercialización de aguacate hass con resultados muy interesantes en el mercado de exportación.

También conocieron la experiencia de la Seccional de AgroSolidaria La Celia, donde su principal producto es el de café especial, dinamizado bajo un modelo solidario que integra distintos servicios a sus asociados en un sistema de circuitos agroalimentarios; y, finalmente, el grupo vivenció dos experiencias de asociaciones en el municipio de Belén de Umbría, ASMOBEL y ASPLABEL, ejemplo de articulación al mercado de agricultura por contrato con clientes privados de gran escala, que les ha permitido consolidar alternativas productivas para los pequeños productores en condiciones de rentabilidad y sostenibilidad.

foto 2

“Con el conjunto de experiencias vividas durante la Ruta, sus participantes han avanzado en identificar estrategias útiles y soluciones prácticas, apropiadas y pertinentes, para atender los desafíos actuales de sus organizaciones de productores rurales, así como también, aprender desde el terreno y en diálogo directo con los actores significativos responsables en el diseño, implementación y multiplicación de las soluciones que han seleccionado para su apropiación y escalonamiento ajustadas y/o adaptadas a la diversidad de realidades territoriales, económicas, sociales y culturales en las cuales funcionan” aseveró Carlos José Vanegas, representante de Procasur para Colombia.

Para Alex Flores, de la empresa Aprainores de El Salvador, la Ruta de Aprendizaje ha sido una opción para las cooperativas que viven en el mismo continente, pero con mentalidades muchas veces diferentes. Acerca de los productores, la forma de vida, cómo las cooperativas se vinculan a la sociedad y al desarrollo, él lo describe como una experiencia fabulosa. “En esta Ruta, hemos aprendido mucho sobre ecología, una parte que nosotros como país la tenemos un poco deteriorada y no la tenemos como prioridad para el desarrollo de los pueblos. Hemos tenido una gran oportunidad para aprender sobre agroturismo, agroecología, asociatividad, diversificación, medioambiente, incluso sobre cómo las municipalidades se vinculan con las empresas” declaró.

“Una de las grandes lecciones de esta ruta es que para salir adelante lo que tenemos que hacer es unirnos y pensar de manera colectiva y no individual y esa es una debilidad de algunas organizaciones, pensar en cómo me beneficio yo, en vez de pensar en los otros. En esta ruta, hemos aprendido a pensar en qué aporto yo a esta organización para salir adelante en conjunto, siendo este un punto de partida para que una cooperativa pueda funcionar de la mejor manera” señaló Soraida Condori, representante de la Cental Agroandina del Perú, productores de granos andinos.

LECCIONES APRENDIDAS

Una vez finalizada la ruta, se lograron identificar cinco lecciones aprendidas y desafíos, entre los que se encuentran:

  1. La necesidad de invertir en el recurso humano, jóvenes y mujeres.
  2. Productos y servicios enfocados al cliente y relaciones de confianza que existen entre las organizaciones y sus aliados comerciales.
  3. La planeación estratégica como eje de crecimiento organizacional, contando con personal idóneo para el desarrollo de metodologías de trabajo, instrumentos de evaluación participativa y rendición de cuentas ante sus asociados.
  4. Desarrollo de marcos normativos acordes al entorno y la imperiosa necesidad de adecuarse a las leyes, decretos y otro tipo de aspectos legales que permitan seguir adelante con un negocio.
  5. Sistemas de control interno basados en la calidad y asistencia técnica descentralizada:

La ejecución de esta Ruta de Aprendizaje buscó iniciar un proceso que impulse las capacidades de los participantes en el uso y aplicación de enfoques operacionales, herramientas y soluciones para mejorar, diversificar y/o aumentar los servicios que promuevan el desarrollo de asociaciones propiedad de los pequeños productores rurales, y que combinan estrategias para promover la inclusión y participación equitativa en los mercados de bienes y servicios, así como acciones facilitadoras de procesos de inclusión social y económica de la población rural en situación de pobreza.

Es importante mencionar que las organizaciones y asociaciones que han participado de esta Ruta de Aprendizaje, juegan un papel fundamental para hacer posible el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, especialmente aquel que busca poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición, promoviendo la agricultura sostenible para alcanzar la meta de duplicar la productividad agrícola y los ingresos de los productores de alimentos en pequeña escala, en particular las mujeres, los pueblos indígenas, los agricultores familiares, los pastores y los pescadores a través de un acceso seguro y equitativo a las tierras, a otros recursos de producción e insumos, conocimientos, servicios financieros, mercados y oportunidades para la generación de valor añadido y empleos no agrícolas.

Más información:

Red de empresas

Agrosolidaria